Una consulta que plantea dudas al cliente

La consulta de etología quizás sea una de las especialidades veterinarias sobre las que el cliente tiene más dudas. Primero para detectar comportamientos indeseables y luego para saber dónde tiene que acudir. Además, la etología es una de las especialidades donde se detectan más casos de intrusismo profesional.

Surge la necesidad de ofrecer una consulta sobre etología

Los primeros que muchas veces sufren los problemas de comportamiento somos nosotros, los veterinarios. En la consulta nos encontramos con pacientes a los que incluso es difícil realizar una exploración. Y eso, que a veces les parece tan normal a los propietarios, es motivo para preocuparse por la conducta del animal.

Ofrecer un servicio de etología y comportamiento tiene beneficios para lo clientes, para los pacientes y, claro está, para la clínica:

  • Mejoraremos la calidad de vida de las familias, incluyendo al animal de compañía que convive en el hogar.
  • Aumenta la fidelización y la vinculación del cliente con el centro veterinario. En los problemas de comportamiento los clientes se implican más que en otros aspectos de la salud y bienestar de sus mascotas. Quizás porque lo sufren de primera mano.
  • Es una línea de negocio que no siempre está bien explotada y que puede incrementar la facturación de la clínica.
  • Responde profesionalmente a una necesidad ética en el campo del bienestar. De animales y propietarios. Hoy los centros sanitarios veterinarios deben basar su propuesta de valor en la mejora del vínculo persona-animal.

Una consulta que ofrece beneficios directos e indirectos

La consulta de comportamiento ofrece beneficios directos derivados del diagnóstico y las pautas de tratamiento aplicadas, incluyendo la información escrita y las ayudas que podamos ofrecer. Pero, además, podemos considerar ingresos indirectos ya que los propietarios suelen percibir un antes y un después en el comportamiento de su animal de compañía y eso lo valoran enormemente lo que conduce a la fidelización. Como normalmente tienen que implicarse en el proceso llegan a compenetrarse en gran medida con el equipo de la clínica.

Y podemos decir que los propietarios de perros y gatos que tienen una mejor relación con sus mascotas están más predispuestos a invertir en sus cuidados y salud.

Por lo tanto, si se quiere promover en la clínica la consulta de etología, habrá que comunicar sobre comportamiento. Hemos preparado unos post para comenzar a apoyar el conocimiento de esta especialidad. Los propietarios tienen que percibir que los centros veterinarios son la referencia para tratar los problemas de comportamiento. Te los puedes descargar en este enlace.

Estos son los post que hemos preparado. Debajo de la foto puedes encontrar sugerencias para los textos que los pueden acompañar.

Sugerencias para los textos de los post

(De izquierda a derecha).

  1. El periodo de socialización en el caso del perro está entre las 4 y 14 semanas, durante este tiempo es importante que el cachorro sea estimulado correctamente para evitar problemas de conducta posteriores. Estamos para ayudarte en este periodo tan crítico.
  2. Tu perro puede desarrollar comportamientos poco habituales que perjudiquen su calidad de vida. Si detectas alguno no dejes que la situación empeore, te ayudaremos a solucionarlos.
  3. ¿No puedes dejar solo a tu perro en casa? ¿los vecinos comienzan a quejarse? La ansiedad por separación es uno de los problemas de comportamiento más frecuentes. Si tu perro padece este tipo de trastorno no lo dudes y acude a la clínica. Te ayudaremos a solucionarlo.
  4. Algunos problemas de comportamiento en tu gato pueden deberse al mal manejo de su entorno. Para evitarlos es importante que su ambiente satisfaga sus necesidades. ¡Comprueba que están en orden!
  5. Si tu gato muestra comportamientos inadecuados ¡ponte alerta! pueden estar ocasionados por estados o situaciones de estrés. Es necesario averiguar las causas que los provocan.
  6. Tu gato puede tener problemas de conducta que alteren sus hábitos de vida. Si notas alguno de esos síntomas puede que el estrés no le deje ser feliz.
  7. Si te estás planteando acoger un perro o gato en tu hogar, consulta nuestro servicio de selección de mascota. Te ofrecemos asesoramiento para elegir la compañía que puede adaptarse mejor a tus hábitos de vida y a los de tu familia y hogar, por el bien de todos.

Como ocurre en muchas ocasiones se trata de concienciar a los propietarios para que observen a sus compañeros y no admitan como «normales» comportamientos que son incómodos o incluso patológicos.