La clínica veterinaria como centro de información: el caso de los viajes y desplazamientos

Efectivamente, los profesionales que trabajan en un centro sanitario veterinario son una de las fuentes de información más fiables para los propietarios. Y así debe ser. Esta posición puede favorecer la imagen profesional del centro y de todo el sector. En vacaciones son muchas las dudas que asaltan a los propietarios de perros y gatos: pasaportes, seguridad en el viaje, cambios del entorno… una ocasión para afianzar el papel de consejeros y autoridad que no debemos perder ya que esta posición y las acciones y actividades que conlleva debe formar parte del marketing de los centros.

Qué bien si tuviéramos una guía para responder con rapidez, propiedad y con un estilo propio

Este artículo pretende ser una guía para la clínica sobre este tema y pretende servir de modelo para otros ámbitos en los que el consejo de los profesionales es demandado. Puede resultar interesante tener una documentación actualizada sobre los temas que más frecuentemente suscitan dudas entre los propietarios. Estas guías o documentación se deben adaptar a la forma de pensar y de actuar de cada centro, a su personalidad y su elaboración y mantenimiento, tiene tres ventajas:

  • A corto plazo pueden ahorrar mucho tiempo de búsqueda de información.
  • Permiten ofrecer una imagen muy profesional al tener la respuesta “a mano”.
  • Permiten dar respuestas homogéneas, conocidas y consensuadas por todo el equipo del centro.

Dadas las fechas en las que nos encontramos, un buen ejemplo de estas guías internas de información para los propietarios (que en un momento determinado pueden publicarse total o parcialmente en la web, en forma de folletos informativos, en charlas para clientes, etc.), lo constituye la información sobre “viajar con mascotas”. Veamos cómo se puede elaborar una guía de este tipo.

Por supuesto, para dar a conocer estos contenidos entre nuestros clientes las redes sociales siguen siendo uno de los canales más importantes. Sobre este tema tienes una colección de post en este enlace. 

Algunos de los post que podrás encontrar en la página de materiales descargables de esta web.

El primer paso es determinar cuáles son los aspectos sobre un tema que más interesan a los clientes.

Y aquí la experiencia cuenta y nos tenemos que servir de ella para seleccionar los contenidos que mejor responderán a las inquietudes de los propietarios. Esto es indispensable para redactar nuestra guía.

En el ejemplo que nos ocupa –los viajes– determinamos los siguientes aspectos:

  1. Ley y normas: los requisitos legales en general para viajar con mascotas y las normativas de los medios de transporte.
  2. Consejos para que el trayecto no se convierta en una odisea: el estrés en el viaje, prevención de mareos y sus consecuencias, precauciones, seguridad en el coche…
  3. Los riesgos en el lugar de destino. Enfermedades endémicas, calor, cambios de alimentación…
  4. Tener a mano información sobre el mundo de viajes “pet friendly”, alojamientos, playas…
  5. Consejos generales. Siempre hay que tener un cajón de sastre en una guía o en unos procedimientos.

1. Los requisitos legales, los “papeles” que no se pueden olvidar

Preparar los “papeles de la mascota” crea cierta ansiedad en los propietarios más responsables.  Además, hay que tener en cuenta el punto de partida y de destino. A continuación, recopilamos los principales requisitos legales para “tenerlos a mano”.

Los requisitos legales pueden cambiar. Hay algunos enlaces web que debemos tener siempre en consideración para consultar como son el del ministerio y el de la comisión europea:

Páginas del ministerio y de la comisión europea dedicadas a los viajes con mascotas.

En esta página se pueden realizar consultas por especies y país de destino.

AMVAC ha editado una guía práctica para este menester, se puede descargar y enviar a los clientes con dudas.

Esta guía se puede descargar en el enlace y puede enviarse por correo electrónico a los clientes.

Viajar dentro de España

Cuando viajamos de una Comunidad Autónoma a otra debemos tener en cuenta en qué comunidades es obligatoria la vacuna de la rabia y en cuáles no. Es obligatoria en todas las comunidades excepto en tres; Galicia, País Vasco y Cataluña. Por lo tanto, si se va a viajar desde una de estas tres a cualquier otra comunidad sería obligatorio vacunar de la rabia. También hay que tener en cuenta que en las comunidades que sí es obligatorio vacunar, puede ser anualmente o bienalmente.

El uso de bozal en perros potencialmente peligrosos dependerá de leyes autonómicas y ordenanzas municipales recogidas en el Real Decreto 287/2002 del BOE. Son considerados perros potencialmente peligrosos los que pertenezcan a las razas relacionadas en el anexo I del presente Real decreto y a sus cruces; Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu; y aquellos cuyas características correspondan con todas o la mayoría de las del anexo II. Se exige que la persona responsable de un perro potencialmente peligroso lleve consigo la licencia administrativa contenida en el artículo 3 del dicho Real Decreto, así como la certificación acreditativa de la inscripción del animal en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos. Estos animales deberán de llevar obligatoriamente el bozal apropiado en lugares y espacios públicos.

Viajar desde España a un país de la UE

En el caso de que se viaje desde España con un perro, gato o hurón de compañía a un país de la UE, los requisitos serán:

  • El animal deberá ir identificado con un microchip, o tatuaje legible (si es anterior al 03/07/2011).
  • Estar vacunado frente a la rabia y que la vacuna esté incluida en el pasaporte
  • Disponer de un Pasaporte Europeo para movimiento de animales de compañía (donde estarán cumplimentados los apartados “Propietario”, “Descripción del animal”, “Marcado”, “Expedición del pasaporte” y “Vacunación antirrábica”, recogido en el anexo I de la Instrucción).

Si se va a viajar a Reino unido, Irlanda, Malta, Finlandia o Noruega, además se deberá tratar al perro contra E. multilocularis entre 1 y 5 días antes de llegar al país mediante Praziquantel según el reglamento (UE) 998/2003.

Viajar desde España a un país no miembro de la UE

Si el viaje se realiza a un país no miembro de la UE se deberán cumplir los requisitos exigidos por ese país.

  • Habrá que informarse en la Embajada o Consulado de ese país. Podemos también informarnos en la página web del Ministerio del país, consultar la información del apartado de exportación de animales de compañía de CEXGAN, además del protocolo de exportación y contactos de las Áreas de Agricultura, que se encargarán de emitir los “Certificados de Exportación para animales de compañía” (ASE).
  • El certificado de salud del animal emitido por un veterinario clínico en el que se expondrá que el animal no presente síntomas de enfermedades infectocontagiosas, que esté en condiciones de realizar el viaje, que esté vacunado frente a la rabia, junto a otra información exigida por el tercer país (ASE). Este certificado tiene una validez de 10 días o lo que indique el ASE, y cuando vaya acompañando al certificado oficial genérico el idioma deberá poder ser comprendido por el país de destino.
  • El certificado oficial de exportación dependiendo de si los países establecen o no requisitos específicos de importación, en el primer caso sería el certificado específico de exportación (código de ASE) y en el segundo el certificado de exportación genérico. Japón y Australia han establecido un modelo de certificado para dos firmas. Argentina (no en hurones) y Chile aceptan el pasaporte de la UE siempre que esté validado por un veterinario oficial.
  • Para viajar a: Andorra, Suiza, Islas Feroe, Gibraltar, Groenlandia, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino y Ciudad del Vaticano se seguirán los mismos pasos que en el caso de viajar desde España a un país de la UE.

Viajar a España desde un país de la UE

Para viajar con un perro, gato o hurón de compañía a España desde un país de la UE los requisitos serán los mismos que en cuando se viaja desde España a un país de la UE. Hay que tener en cuenta que no estará permitida la entrada si estos animales tienen menos de 15 semanas de vida.

Volver a España después de visitar un país no miembro de la UE

Para volver a España desde un país no miembro de la UE se deberá acceder desde uno de los Puntos de Entrada, y declarar al Resguardo fiscal de la Guardia Civil que viaja con un animal de compañía.

En caso de que el país esté incluido en el anexo II del Reglamento (UE) 577/2013, se deberán cumplir los mismos requisitos que en el caso de que se viaje de España a un país de la UE. Por el contrario, si no está incluido en el anexo II (país con riesgo de rabia), además de cumplir los requisitos del caso anterior se deberá realizar un test serológico frente a la rabia en un laboratorio autorizado, antes del viaje, y el resultado de la prueba deberá ser igual o superior a 0,5 UI/ml quedando reflejado en el pasaporte por su veterinario.

Los países con riesgo de rabia en la UE están concentrados en los países bálticos y Europa del Este, Bulgaria, Rumanía, Lituania, Letonia, Estonia, Eslovenia, Eslovaquia, Polonia, Hungría y Finlandia, además de países como Italia y Grecia, todos ellos disponen de Programas nacionales de erradicación de rabia.

La edad mínima de un animal procedente de un país con riesgo de rabia será de 7 meses, la edad para la primo vacunación es de mínimo 3 meses. La muestra de sangre para el test de anticuerpos se realizará 30 días después de la inoculación, deberán pasar tres meses desde que se toma la muestra de sangre hasta que el animal entre en la UE. En caso de que el animal vaya de la UE, a un tercer país y vuelva, no se esperarán tres meses si el resultado es favorable antes de que el animal salga de la UE. El test serológico será válido para toda la vida del animal si se mantiene el protocolo de vacunación.

Introducir un animal de compañía desde un país no miembro de la UE

En el caso de introducir un animal de compañía desde un país no miembro de la UE se seguirán los mismos pasos que en el caso anterior. En caso de no disponer de un pasaporte europeo para el movimiento de animales de compañía, los animales deberán ir acompañados por:

  • Un certificado zoosanitario
  • Una declaración del desplazamiento sin ánimo comercial, conforme a los modelos de la UE
  • Una copia certificada de los datos de identificación y vacunación del animal/es

Modelo de certificado y declaración del desplazamiento de animales de compañía sin ánimo de lucro

Además, deberá de cumplir los mismos requisitos que en el caso anterior, identificado con microchip o tatuaje, vacunado frente a la rabia y si procede de un país no listado en el anexo II haber sido sometido al test serológico frente a la rabia.

El caso de Reino Unido, el Brexit

Dadas sus especiales circunstancias, el Reino Unido sería considerado como un tercer país, es decir, microchip o tatuaje, vacunado frente a la rabia y esperar tres meses después de realizar un test serológico favorable. Muchos británicos viajan aquí con sus mascotas. Esperemos que en los acuerdos se incluya, con respecto a los viajes con mascotas, un tratamiento de tercer país al Reino Unido (como es el caso de Andorra por ejemplo).

2. Los consejos para el trayecto: viajar a gusto y llegar bien

Una de las preguntas más frecuentes sobre viajes es cómo gestionar el estrés que pueden causar en los animales de compañía. El personal del centro debe estar preparado para atender estas inquietudes.

Viajar feliz con el gato

El estrés en gatos es muy frecuente a la hora de realizar viajes. La solución de elección son las feromonas felinas Feliway®. El periodo de adaptación del gato suele ser largo por ello se debe aconsejar al propietario que prepare al animal con bastante tiempo de antelación al viaje.

Siguiendo tres pasos se puede conseguir que el animal se habitúe al transportín poco a poco. Primero se deja dentro del transportín una mantita o algo que suela utilizar el gato para que así lo asocie como algo positivo, después se rocía con Feliway y se deja 15 minutos antes de presentárselo al gato, y finalmente se deja el transportín en la zona de descanso y se pone comida o juguetes para que entre por sí solo.

Accede a la página de Feliway® donde podrás encontrar toda la información sobre la gama.

Viajar feliz con el perro

La manera de habituar al perro al coche es haciendo trayectos cortos con final feliz, en el que el perro se encuentre a gusto e ir expandiéndolos en el tiempo. Para el manejo del estrés Adaptil® puede ayudar a controlarlo gracias a las feromonas de la seguridad y tranquilidad liberadas.

Si el perro se marea es importante no darle de comer antes del viaje, sobre todo si es cachorro. Es necesario hacer descansos cada dos horas para dar de beber al animal y permitir que éste estire las patas y darle de comer al finalizar el viaje.

Recordar que es muy importante que el perro nunca se quede solo dentro del coche, las altas temperaturas que pueden alcanzarse podrían tener consecuencias graves o mortales.

En la página de Adaptil® podrás acceder a toda la información necesaria sobre este producto.

Pueden llegar dudas sobre cómo llevar al animal de compañía según el medio de transporte que se elija: coche, moto, tren, avión…

Las normas para viajar en coche

Respecto a cómo deben viajar los animales de compañía dentro de un turismo, la ley de Tráfico en el artículo 18 recoge las obligaciones del conductor que en ningún caso el animal podrá acceder al conductor.

Conviene saber que se han realizado diferentes pruebas para analizar los impactos: con el perro sin atar, perro atado con cinturón/arnés de seguridad tanto con un solo enganche como con dos, transportín retenido mediante el cinturón de seguridad del vehículo, transportín colocado sobre el suelo del vehículo detrás de los asientos delanteros, transportín colocado en el maletero y transporte de animales en remolque.

  • El método más seguro en el caso de animales pequeños es colocando el transportín de manera transversal sobre el suelo del vehículo detrás de los asientos delanteros porque la energía del impacto será absorbida más rápido después del impacto.
  • En el caso de animales más grandes será poniendo al animal en un transportín en el espacio del maletero en posición transversal a la dirección de marcha combinándolo con una rejilla divisoria que cumpla la norma ECE R17.

En el Artículo 3.1 se recoge cómo el conductor debe tomar las medidas de precaución necesarias para evitar todo daño propio o ajeno, y en caso de no cumplirse cómo un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil podría denunciar al conductor. Las multas de la DGT oscilan entre los 100 € si el animal va suelto en el coche, y los 200 € si el animal está situado en el habitáculo del conductor, pero no hay pérdida de puntos del carnet, de momento.

Este artículo de la DGT recoge la información de seguridad.

Y en este vídeo de poco más de un minuto se aconseja, en primer lugar, lo conveniente que es acudir al veterinario antes de viajar con la mascota.

Visita al veterinario antes del viaje

¿Pueden viajar las mascotas en moto?

Sí, pero en condiciones. Si se decide viajar en moto hay diferentes sistemas para transportar al animal: bolsas de depósito (para animales de menos de 8 Kg), mochila homologada (animales de 10 a 12 Kg), para animales más grandes las opciones son transportín firme o sidecar.

¿Y si el propietario elige el tren?

Los trenes de Media Distancia y AVE sólo admiten gatos o perros que pesen menos de 10 kg dentro de un transportín. En servicios de Cercanías y Feve los perros y hurones si no viajan en transportín deberán ir provistos de bozal y cadena o correa de una longitud de menos de 1,5m y deberán estar sujetos por sus portadores.

Ten a mano esta página para poder facilitarla a los clientes interesados.

Volando con mascotas

Si se decide viajar en avión con el animal de compañía habría que consultar las normas de cada compañía aérea. El animal no podrá superar los 8 Kg de peso incluyendo el transportín o bolsa de transporte si va a ir en la cabina del avión, en compañías como Iberia, Vueling y Air France, pero en otras compañías sólo podrán ir en cabina perros de asistencia, el resto deberán ir en la bodega. Compañías como Ryanair no transporta animales. No se recomienda sedarlo ya que aumenta el riesgo de problemas cardíacos y respiratorios durante el vuelo, sobre todo en braquicéfalos.

Precauciones con los perros braquicéfalos

Las compañías aéreas suelen prohibir que los perros braquicéfalos viajen en la bodega del avión o incluso en la cabina debido al síndrome respiratorio braquicéfalo. La compañía que sí que los permite es Lufthansa. No obstante, conviene cerciorarse antes.

3. Hay que advertir de posibles riesgos en el lugar de destino y de su prevención

Los propietarios deben saber que según el lugar de destino al que se viaje habrá que tener especial cuidado con la transmisión de ciertas enfermedades como la Leishmaniosis o la Dirofilariosis canina, así como de otros riesgos: espigas, en el caso de que sea un viaje rural, o la arena, si se decide ir a la playa. Pero realmente son las enfermedades transmitidas por vectores las que más preocupan.

La Leishmaniosis canina es trasmitida por el flebotomo en las horas crepusculares. Se extiende fundamentalmente en toda la cuenca mediterránea y en las Islas Baleares. Las pipetas Vectra 3D son las favoritas del veterinario (según el estudio Biosat) y protegen frente a pulgas, garrapatas, mosquitos, flebotomos y moscas y son resistentes al agua. La acción repelente frente a Phlebotomus perniciosus es de un mes.

La Dirofilariosis o gusano del corazón puede ser transmitida por varias especies de mosquitos culícidos pertenecientes a los géneros Culex, Aedes y Anopheles. Hay más riesgo de contagio en zonas tropicales, semitropicales y templadas con altas temperaturas y humedad.

En Europa, se está expandiendo hacia el centro y norte del continente desde los países del Mediterráneo donde estaba de manera endémica. La prevalencia canina de Dirofilaria immitis en España es mayor en las islas, zonas costeras y regiones interiores próximas a masas de agua o áreas de regadío. Las prevalencias más altas se encuentran en el Delta del Ebro (35,8 y 26%), zonas rurales y campos de regadío, por el contrario en zonas urbanas las prevalencias son muy bajas. Prevalencias especialmente altas (superiores al 50%) se encuentran en las Islas Baleares, Madeira y Canarias, aunque actualmente estas prevalencias han descendido (19 y 30%) gracias a las medidas profilácticas llevadas a cabo. Aunque el gato es más resistente que el perro, los propietarios de felinos deben saber que su mascotas también es susceptible.

Prevalencia de Leishmaniosis y Dirofilariosis.

Puedes descargarte estos mapas y el cartel en este enlace. 

Es importante informarse de la disponibilidad de clínicas y hospitales veterinarios cercanos al destino de las vacaciones por si necesitásemos en algún momento acudir para una consulta o urgencia.

4. Los buscadores que necesitas conocer para poder informar sobre dónde irse de vacaciones con la mascota

Conviene tener a mano algunas direcciones web para «prescribirlas» a los clientes y que ellos puedan elegir el lugar de vacaciones idóneo. La iniciativa Pet-Friendly permite viajar de vacaciones con animales de compañía a hoteles, playas y restaurantes. El modo de alojamiento dependerá de la normativa de cada hotel pero la mayoría permiten al animal estar en la misma habitación que el propietario.

En estas páginas se pueden consultar los lugares en los que se aceptan animales de compañía:

Las mejores playas caninas:

Para comer:

¡Es importante que los clientes perciban que estamos al día!

5. Y por último algunos consejos generales para viajar con la mascota

No pueden faltar los consejos generales. Si tienes página web pueden ser los primeros que aparezcan en tu propia entrada de viajes.

  • Antes de nada, todos los propietarios deben saber que antes de realizar el viaje se visite al veterinario para realizar un chequeo del animal y recibir la información necesaria respecto a las vacunas obligatorias, certificados y pasaporte.
  • Si lo estimáis recomendable, se puede ayudar al cliente a configurar un botiquín de viaje con algunos medicamentos básicos: solución ótica, pomada antiinflamatoria, antidiarreico, analgésico y antiinflamatorios, gasas, agua oxigenada, productos antiparasitarios.
  • Quizá convenga que los propietarios no olviden llevar el alimento habitual del animal para no producir cambios bruscos en su alimentación que puedan provocar indigestiones y trastornos gastrointestinales.
  • Se recomienda que el perro lleve una chapa con los datos de los dueños por si este se perdiera poder acceder a la información de los propietarios de manera más rápida.
  • Puede ser interesante avisar de que colocar fundas en los asientos evitará que se manchen de pelo.
  • Los juguetes y snacks pueden ayudar a la habituación del animal en la nueva estancia.
  • Y por último, no está de más tener el teléfono de un centro veterinario del lugar de destino.

Tener recopilada y actualizada la información sobre los temas que más interesan es una labor que nos llevará tiempo, sin duda, pero también nos permitirá dar un mejor servicio y ser mejor percibidos. Hay que considerar que las guías pueden ser utilizadas no solo por el personal veterinario sino también por el personal auxiliar con lo cual se pueden incluir contenidos técnicos básicos. Además, estas guías siempre constituirán una excelente base de contenidos para la web, redes sociales, folletos, carteles… En definitiva, pueden servir como una sólida base del marketing de contenidos de nuestra clínica.