No es fácil que los propietarios de animales de compañía cumplan con el calendario anual de desparasitación y si son propietarios de un gato, el cumplimiento se convierte en todo un reto.

No por ello debemos de dejar de insistir con todos los medios a nuestro alcance de la importancia de desparasitar a los gatos, aunque vivan en el interior de las viviendas, para evitar problemas de salud para ellos y para las personas que conviven con ellos.

Por eso conviene tener campañas operativas tanto para el caso en el que se produzca una crisis (como un repunte de la población de las garrapatas en un momento determinado), como para mantener una comunicación constante para la prevención rutinaria.

En cuanto a la primera circunstancia, conviene estar atentos a estas «crisis» ya que la población se sensibiliza debido a que los medios generales se hacen eco y existe un mayor interés. Por ejemplo así ocurrió durante el verano de 2018. Las búsquedas del término «garrapata» en España se dispararon:

Curioso ¿no? Evidentemente este comportamiento tiene una explicación. Y esta explicación está en los medios. Efectivamente, ocurrió un desgraciado caso que apareció en los principales medios de comunicación nacionales:

Y esto despertó un gran interés y sospechamos que una importante sensibilización sobre el peligro que comporta la picadura de una garrapata y la conveniencia de tomar medidas preventivas. De hecho, términos que nunca se buscaban en Google tomaron cierto protagonismo:

Curiosamente, pocos centros veterinarios intensificaron la comunicación sobre este tema en un momento que era, a todas luces, muy oportuno.

Como esta circunstancia no se va a dar siempre conviene tener preparado un plan para incentivar la prevención antiparasitaria en los gatos durante todo el año.

  • Decide como informar a los clientes sobre la prevención frente a los parásitos en cada visita. Esto puede hacerse de forma pasiva, mediante carteles en la sala de espera o folletos al alcance como la Guía de Prevención y tratamiento editada por Ceva dirigida específicamente a los propietarios de gatos. Puedes descargarla aquí y ponerte en contacto con tu delegado de Ceva para saber cómo conseguir este material.

La Guía de Prevención y Tratamiento recoge los riesgos de no proteger al gato de los parásitos internos y externos y los consejos para su prevención. Además dispone de un pequeño calendario para que el propietario pueda anotar el cumplimiento de la prescripción veterinaria y para que se sensibilice de la conveniencia de tratar durante todo el año.

  • También hay que tener preparada una comunicación «activa» y para eso es necesario alinear a todo el equipo de la clínica. Incluso conviene implantar la obligatoriedad de incluir en la ficha del paciente un apartado para recoger que se ha realizado el recordatorio de la desparasitación. Puede ser necesario mantener una reunión con el equipo para compartir el plan de comunicación antiparasitario y dar a conocer los materiales que se van a emplear, explicar los productos que se prescriben en la clínica y por qué razón han sido elegidos y, por qué no, estimular que los apliquen sobre sus propias mascotas. No hay nada mas persuasivo para un cliente que una historia personal de un miembro del equipo del centro. Y, por supuesto, recoge el feed-back del equipo ya que los diferentes puntos de vista y las experiencias con los clientes pueden resultar en aportaciones valiosas al plan de comunicación.
  • Crea una estructura de comunicación digital: primero en la web de la clínica y después mediante las redes sociales. No olvides los recordatorios vía email o mediante plataformas de recordatorio como la que ofrece Ceva: recordatorio.ceva.com. Aquí puedes descargar un folleto donde encontrarás más información sobre la plataforma de recordatorios y la gama de antiparasitarios para cubrir las necesidades de todo tipo de gatos.

En otro orden de cosas hay que atender a los mensajes. Hay que determinar unos mensajes clave para utilizarlos tanto en los argumentos del «cuerpo a cuerpo» como en los materiales que se difundan. En el caso de la desparasitación en gatos adelantamos unas sugerencias:

  • La ventaja de utilizar productos repelentes para evitar las picaduras.
  • La conveniencia de desparasitar durante todo el año, rompiendo los falsos mitos de que los parásitos solo están activos en los meses de primavera y verano. Además, el cambio climático es una realidad.
  • Romper también el mito de que un gato doméstico en casa no puede contraer parásitos. Los parásitos pueden entrar en casa mediante los alimentos, pegados a los zapatos, contacto con otros animales…). Los parásitos son unos excelentes estrategas y han sobrevivido así millones de años.
  • Saber identificar los signos de las parasitosis.
  • Informar de los problemas que pueden causar los parásitos externos e internos.
  • Sensibilizar sobre las enfermedades que transmiten los parásitos. Y alertar, sin asustar, del potencial zoonósico (aunque la mayoría no sepa lo que es una zoonosis, por eso hay que insistir).
  • Destacar que el plan de desparasitación prescrito por el veterinario es un plan que:
    1. Se adapta a la necesidad concreta cada gato: gatitos, con o sin acceso al exterior, hembra embarazadas…
    2. Incluye la selección profesional de los productos más adecuados para cada caso.
    3. Permite un seguimiento especializado y pone al alcance del propietario servicios fundamentales como el diagnóstico de enfermedades transmisibles, cultivos coprológicos, etc.
  • Y, recordad a los propietarios que, nunca, nunca deben administrar un antiparasitario de perros a su gato.

Para poder implementar una campaña, o al menos para que encontréis inspiración, en este enlace encontraréis materiales preparados para su difusión.