2.3000 millones de usuarios activos mensuales. Y más de 60 millones de páginas de negocios activas. Se dice pronto. Esta es la cifra que maneja Facebook. Algunos de ellos vivirán en el área de influencia de la clínica y entre ellos habrá quienes sigan las publicaciones y quienes nos ignoren.

Si estamos en Facebook es conveniente aprovechar todo el esfuerzo que hacemos al máximo. Esto implica ampliar nuestra base de seguidores y de personas que ven nuestras publicaciones. Sobre todo de las que pueden ser potenciales clientes. Además hay un efecto de socialización y cuando ves una página con pocos fans… no dan muchas ganas de unirte (como cuando pasas por un bar que está vacío). Además, una página con fans genera confianza e indica la popularidad del negocio al que sirve.

En esta entrada del blog vamos a hacer un listado de las tácticas más empleadas para conseguir que nuestros fans sean cada vez más y más fieles (interaccionen más con nuestras publicaciones). Evidentemente, cada táctica tiene un desarrollo pero eso lo podemos tratar, y seguro que lo trataremos, en el grupo de Facebook y en otros artículos. Por otra parte, seguro que muchos de estos consejos no son decisivos pero cada uno puede aportar algo y entre todos conseguir más visibilidad para la clínica en esta red social.

Un básico: ten una estrategia clara

Asumiendo que tenemos una página de Facebook con un propósito relacionado con el negocio de la clínica, generalmente las estrategias más válidas en Facebook para un clínica veterinaria es mostrarse cercanos, muy humanos y aprovechar para aportar valor en forma de información y formación sin olvidar lo que está pasando (la actualidad, sobre todo las noticias locales). ¿Por qué? porque a los clientes nos encanta saber quiénes son las personas que están detrás de los servicios que utilizamos y porque información y formación es lo que esperan de los veterinarios. Ellos lo expresan diciendo «yo quiero un veterinario que me explique bien las cosas».

Otro básico: configura la página correctamente y con el mejor diseño que puedas

Las páginas que llaman la atención consiguen más vinculación con los usuarios. Ya sabes… la primera impresión cuenta mucho. Las secciones deben estar completadas al máximo, agregando toda la información que se pueda. Las portadas o cover deben ser atractivas y la foto de perfil o avatar tiene que ser diferenciador (evitad cuanto antes esos logos que se cortan). La imagen de la página nos da ese «extra» que necesitamos para que la comunidad se sienta a gusto porque la imagen es lo primero que inspira a las personas.

Muchas veces es más fácil inspirarse en páginas que no sean de nuestro sector. Posiblemente encontremos ideas frescas de aplicación en nuestra comunicación.

El básico de los básicos: publica un contenido excepcional

Las publicaciones se deben de adaptar a la audiencia, revisarlas, ver qué funciona y qué no… este tema es amplio y recurrente y en nuestro grupo de Facebook hemos iniciado una unidad (una nueva funcionalidad de los grupos que permite agrupar publicaciones) dedicada a los tipos de publicaciones en Facebook.

Promociona la página de Facebook de la clínica en otros canales digitales

Se puede realizar una promoción cruzada del contenido publicado en Facebook en Instagram y también añadiendo un enlace en los email que enviemos a los clientes. Por supuesto, si eres «twitero» no debes desaprovechar la ocasión. Lo que sí es muy importante es añadir botones sociales y un box de Facebook en la página web de la clínica. Así se puede aprovechar el tráfico a la página web y dirigirlo a las redes sociales. Hay varios plugin (miniaplicaciones para las páginas web programada con WordPress) con las que se puede insertar estas cajas.

Promociona la página de Facebook en los materiales impresos y en la clínica

Tarjetas, cartas, sobres… la dirección de tu página debe formar parte de la información de contacto, igual que el teléfono. Además, ¿no has pensado en tener un cartel atractivo en la clínica donde «publicites» la presencia en Facebook? Y no te olvides del soporte que ofrecen los escaparates y las vidrieras para la gente que pasa por tu fachada. Últimamente se están viendo en algunos establecimientos los contadores de «likes» en tiempo real, incluso los hay que se pueden personalizar y emiten un ladrido cada vez que alguien hace like en la página.

 

Los contadores electrónicos funcionan a tiempo real y algunos hasta ladran cuando hay un nuevo like en una publicación o en la página.

Los concursos fomentan la participación

Si el concurso es atractivo es posible conseguir una buena participación. ¡Atención! un concurso en Facebook no es tan atractivo por el premio sino por las posibilidades que da el participar. Los selfies con mascota, las mejores respuestas sobre un tema, los comentarios más agudos… son propuestas que arrastran a la gente a la participación. Para hacer un concurso existen herramientas que permiten gestionarlo, aunque el coste es de algunos euros. Cuando hagas un concurso hay que tener en cuenta que la política de Facebook impide que pidas que se comparta una publicación o que se etiqueten en las fotos.

La publicidad segmentada es una gran herramienta

En este punto hay que invertir dinero. Lo bueno es que la publicidad en Facebook permite segmentar muchísimo los anuncios y por lo tanto puede ser bastante efectiva.

Algunos truquillos «menores»

Hay otras muchas pequeñas cosas que se pueden hacer, a modo de relación:

  • Aprovecha cualquier «me gusta» a una publicación. Revisa si los que han interaccionado son fans y si alguno no lo es ¡invítale!
  • Fija en la parte superior de la página por un tiempo las publicaciones que veas que tienen mejor desempeño.
  • Etiqueta (si puedes) a los clientes.
  • No abusar con las publicaciones. Facebook no es twitter. Pero tampoco quedarse corto. De 3 a 10 publicaciones a la semana es una cifra razonable.
  • Participar en grupos de perros y gatos con los contenidos de la clínica puede hacer crecer el número de fans pero posiblemente sean fans que no nos aporten mucho al negocio. Valóralo.
  • Responde a todos los comentarios y mensajes. Si eres bueno en esto Facebook te dará una insignia que certificará el compromiso de la página con sus fans.
  • Publica a la hora correcta. Algunas plataformas indican que una buena hora es entre la una y las cuatro de tarde pero el mejor consejo es revisar tu comunidad para saber cuándo es más activa.
  • Comparte contenido de otras páginas, esto permite aprovechar el tráfico de ambos para ganar más interacciones aunque ocurre como en la participación en los grupos, que posiblemente nos pongamos en contacto con personas que no sean potenciales clientes.

Conseguir interacciones y likes para la página nos ayudará a mejorar el alcance orgánico de las publicaciones. Alcance que necesitaremos cuando difundamos mensajes que nos interesen.

Conseguir fans y likes en la página ayuda a tener más alcance orgánico. En este sentido tenemos que valorar la «carga» de fans adecuada para que nuestra página crezca aun no siendo clientes potenciales y la captación de fans interesantes para la clínica. Todos tienen un valor que hay que ponderar.