COMUNICACIÓN DIGITAL E INFORMACIÓN PARA TUS CLIENTES

 

Cada día se publica más y más información, también sobre mascotas, y seguro que más de una vez te has llevado las manos a la cabeza ante un contenido erróneo, malintencionado o sin contrastar. En ocasiones podemos dudar si estamos en la era de la información o de la desinformación.

Y aquí entra la responsabilidad y la oportunidad para las clínicas veterinarias.

  • Responsabilidad: las personas que conviven con animales confían en sus veterinarios como la fuente más autorizada de información. Como profesionales sanitarios es nuestro deber con la sociedad garantizar unos adecuados conocimientos sobre salud y bienestar animal.
  • Oportunidad: ya no basta con mantener esta posición de autoridad en la clínica. Hay que hacerlo en todos los canales donde los usuarios buscan información, consejos y contenidos. Es la ocasión para que la veterinaria de animales de compañía en general y cada centro en particular se posicione en su comunidad como referentes en todo lo que tiene que ver con las mascotas. Si no lo haces tú, lo hará el Dr. Google.

Es un hecho: los consumidores bien informados responden positivamente. El conocimiento incrementa el mercado.

 

Los contenidos contribuyen, y mucho, a la experiencia digital

Efectivamente, el usuario busca contenido concreto que informe, eduque y transmita confianza y, por otro lado, demanda cada vez más atención en los canales digitales.

Cuando una persona, por ejemplo, se interesa sobre la vacunación de su mascota, necesita:

  • Encontrar rápidamente lo que busca en Google. Ideal si lo encuentra en la web de la clínica de la que es cliente porque es donde posiblemente contratará el servicio.
  • Entender por qué tiene que vacunar.
  • Conocer qué vacunas son las recomendadas, cuáles son indispensables y por qué.
  • Comprender los beneficios y los riesgos.
  • Acceder rápidamente a concertar una cita. Por el canal que él prefiera: teléfono, formulario, Messenger…

En otro tiempo este usuario hubiera hablado con otros propietarios, habría acudido a la clínica para pedir información y consejo. Ahora pesa mucho lo digital y esto implica tres cosas:

  1. La información consultada puede hacer que esta persona decida contratar o no los servicios veterinarios (puede leer un artículo antivacunas que le convenza más que los argumentos sanitarios a favor de la vacunación).
  2. Puede influir en la elección del centro veterinario.
  3. Acudirá a la clínica con una serie de ideas preconcebidas. Si la información que ha consultado es de calidad puede actuar positivamente. En cualquier caso, el cliente querrá participar de las decisiones porque la información tiene un efecto de empoderamiento.

Conclusión: proporcionar a los clientes y potenciales clientes contenidos de calidad actúa en beneficio del negocio veterinario.

 

¿Cómo desarrollar una estrategia de contenido exitosa?

El llamado marketing de contenidos engloba las acciones de comunicación que ofrecen información valiosa para el usuario. Su objetivo es posicionar a la clínica veterinaria y emplear los resortes de venta. Los contenidos deben respaldar tu propuesta de valor (Consulta aquí cómo construir una propuesta de valor y por qué debes hacerlo).

Marketing de contenidos es, por ejemplo, el póster de razas de la sala de espera, pero ahora tienes la oportunidad de ir más allá y entregar tu propuesta de valor de una forma más relevante y creativa. Con los contenidos establecerás un potente nexo de unión entre la propuesta de valor de tu clínica –de tu marca, en definitiva– con el cliente.

Hay muchos modelos para poder organizar los contenidos de forma que sea más fácil estructurar las publicaciones en internet, ya sea en la web o en redes sociales. Una fórmula clásica es pensar qué contenidos son relevantes para el usuario:

  1. Cuando observa, sin tener ninguna intención de comprar. Los consejos sobre salud, que pueden llevarle a dar el siguiente paso, son un ejemplo.
  2. Cuando piensa que tiene una necesidad, es decir, tiene intención de comprar. Buscará información que le ayude a tomar una decisión.
  3. Cuando está decidido a actuar: tiene que comprar y buscará comparaciones, condiciones, etc.
  4. Cuando requiere que lo cuiden: mantener el interés para fidelizarlo. Volvemos a las recomendaciones, y a contenidos de corte emocional que le confirmen como un propietario responsable.

Otro modelo para organizar los contenidos es distribuirlos según sean contenidos comerciales, educativos/informativos, emocionales o de entretenimiento, adjudicando a cada área el porcentaje que veas adecuado según quieras posicionar tu negocio.

Sea cual sea el modelo, una presencia digital con el objetivo de proporcionar información de confianza, fomentar la fidelización de los clientes y la notoriedad de tu clínica requiere un plan de publicación de contenidos ¿estás de acuerdo?

 

Crear contenidos es costoso. Veterinario Digital acude en tu ayuda

La comunicación digital consume muchos contenidos y, muchas veces, el día a día en la clínica no deja tiempo para mantener un buen ritmo de publicación. Nuestra plataforma te ofrece contenidos mensuales para tus redes sociales concebidos para causar un impacto positivo sobre tus clientes y aumentar el valor de marca de tu clínica veterinaria.

Los usuarios «Premium» accederán a un calendario editorial con todas las publicaciones de Veterinario Digital. Este calendario se descarga en formato Excel para poder editarlo e incorporar las publicaciones propias. Además, estos usuarios podrán consultar a expertos en comunicación veterinaria cualquier duda o cuestión sobre cómo optimizar los contenidos para la clínica.

Si no te has apuntado todavía a Veterinario Digital ¿a qué esperas? Regístrate.